Angola y Botswana

El río Okavango, es uno de los más importantes para la biodiversidad en el continente africano. Una maravilla de la naturaleza.

Se origina en las montañas de Angola, en una zona muy lluviosa y luego de recorrer más de 1000 kilómetros termina en las arenas del Desierto del Kalahari en Botswana.

El río Okavango es uno de los pocos del mundo que no termina en el mar, desaparece en la tierra.

En la imagen captada por la NASA se puede apreciar el río Okavango, el “Delta” del Okavango,
la falla geológica casi recta y el río Boteti,.

Las aguas del río Okavango no desembocan en el mar, son endorréicas (se quedan en tierra) dando lugar a un extenso pantano en medio de un desierto. Esto atrae a centenas de especies de animales.

gray and green surface
Delta del Okavango vista desde un satélite

EL OKAVANGO Y SU CONTEXTO

El río Okavango termina en un “abanico aluvial” que se manifiesta cuando un río se encuentra con una llanura y no sigue un camino o cauce definido.  Muchos lo denominan erróneamente como un delta fluvial, pero no lo es.

El Okavango deposita sus aguas y el sedimento que arrastra pero no sigue su curso.  Visto desde arriba se ve como un cono (o una escoba).

Lo maravilloso de esta desembocadura, es que forma uno de los Abanicos Aluviales más grandes del mundo.  Es tan extenso que se ve desde el espacio. 

Las aguas del río Okavango son consumidas por un inmenso humedal terrestre o pantano, por el desierto, otra gran parte se evapora, otra parte se desagüa por una falla geológica, desapareciendo debajo de la tierra, otro tanto alcanza el lago Ngami y finalmente una pequeña parte continúa por el río Boteti que concluye extinguiéndose en las arenas de un salar.

EL “DELTA” DEL OKAVANGO

MAPA OKAVANGO INTERACTIVO

Accede a los elementos del mapa haciendo clic en ellos