Las costas albergan muchas de nuestras ciudades y zonas portuarias. También concentran la actividad diaria e intercambio comercial marítimo. Podemos considerar las costas como un recurso.

Las importaciones, exportaciones, actividades de recreo, turismo de cruceros y actividades deportivas dan vida y color al paisaje pero también alteran los diferentes ecosistemas que allí suceden.

La mayor parte de estas actividades impactan de forma negativa en nuestros ecosistemas costeros como los manglares, playas, praderas marinas y estuarios. La contaminación, la invasión de áreas, el tránsito indiscriminado y otros provocan cambios ecológicos importantes. Para poder convivir con la naturaleza necesitamos normas y reglas que reduzcan nuestro impacto.

Un ecosistema sano o equilibrado nos ofrece una una vida de mejor calidad, más saludable. Para facilitar el conocimiento de los ecosistemas costeros, EDUpunto.com te trae este recurso gráfico de fácil uso para el aula.

Costas de Playas

Las playas son depósitos dinámicos de agregados (arena o grava)

Las playas son depósitos de sedimentos arenosos o de grava en la costa movidos por el oleaje, las mareas, corrientes o el viento. Las costas de fango no son consideradas playas.

Durante una tormenta, cuando predominan las olas muy activas la berma se erosiona y la arena desciende por el fondo de playa depositándose al final del frente de playa, en una zona denominada barra de arena litoral.

Cuando predominan las olas suaves la berma (parte plana) se carga de arena y se hace amplia. La playa necesita varias semanas o meses después de una tormenta, para poder recuperarse. Traslada la arena desde el fondo de la playa a la berma.

La vegetación terrestre de las playas arenosas se caracteriza por plantas que soportan bien la sal , es decir; halófitas. La vegetación acuática es de algas e hierbas marinas. La fauna de las playas arenosas incluye crustáceos, moluscos, peces, anfibios, reptiles, tortugas marinas y aves.

Los organismos que habitan en la zona entre mareas, se adaptan a los períodos de exposición al aire y las olas impulsadas por el viento.

República Dominicana cuenta con 210 playas que suman 406 km y el 95% son de arena.

Costas de Arrecifes

El arrecife de coral necesita luz solar para poder desarrollarse

El arrecife de coral es un asociado a algunas playas tropicales. Son conglomerados de organismos vivos que al morir, su esqueleto de calcio se endurecen como una piedra. Las barreras de arrecifes permanecen sumergidas durante la marea alta y durante la marea baja aparecen parcialmente emergidas. El coral necesita luz de sol abundante y aguas transparentes.

Los arrecifes crean condiciones de refugio y alimento a muchos organismos marinos. El coral obtiene oxígeno por la acción de las olas y reduce la erosión de las mismas.

Existen playas con barreras lineales de corales y otras con islotes de corales llamados parches de coral. La mayor barrera de coral queda en Australia y la segunda más grande queda frente a las costas de Bélice, en América Central.

En la República Dominicana, las barreras de coral más grandes son la de Montecristi con 64 km de largo y el de Macao-Punta Cana con 35 km.

Los corales son comunidades de diminutos seres vivos submarinos llamados pólipos de coral que se alimentan de organismos microscópicos llamados zooplancton. Cuándo el pólipo muere se solidifica como una piedra. Algunos corales son blandos y otros son duros. Unos parecen ramas; otros parecen bandejas; algunos son como un cerebro. También los hay de diferentes colores.

Casi el 25% (la cuarta parte) de la vida marina de todo el mundo, se encuentra viviendo en los arrecifes de coral.

La contaminación, destruye los corales. El sedimento que se deposita encima de los corales, los mata lentamente. El calentamiento global y el caminar encima de los corales, tambien los mata.

Los arrecifes comienzan a formarse cuando un pólipo se ancla a una roca del lecho marino y a continuación se divide, o rebrota, en miles de clones. La estructura calcárea de los pólipos conecta a estos entre sí, creando una colonia que funciona como un organismo individual.

nationalgeographic.es

Para que una colonia de coral alcance un gran tamaño se necesitan cientos de años, una temperatura favorable, claridad del agua, buenos nutrientes y salinidad del agua.

Costas de Praderas Marinas

Las praderas marinas se desarrollan en profundidades donde alcanza la luz solar

Son extensiones de hierbas o pasto en el fondo del mar, cercano a la costa. Su crecimiento es afectado por la temperatura, la profundidad, la salinidad, el oleaje y la claridad del agua. Las Praderas Marinas prefieren las aguas tranquilas.

El pasto marino puede crecer en lodo, arena, arcilla y en ocasiones sobre las rocas.

Al ser productores primarios altamente productivos, estos pastos proveen de materia orgánica exportable a otros ecosistemas importantes como los arrecifes de coral, los cuales dependen en gran medida de la buena salud de las praderas.

vix.com

República Dominicana posee 5 tipos diferentes de praderas marinas en sus costas:

  • Hierba de Tortuga (Thalassia testudinum)
  • Hierba de Manatí (Siringodium filiforme)
  • Hierba de bajos (Halodule wrightii)
  • Hierba paleta (Halopila decipiens)
  • Hierba cerceta (Ruppia maritima)

Los pastos marinos aumentan el sustrato disponible para la fijación de organismos de diferentes tipos. Las praderas crean una elevada concentración de oxigeno disuelto, producto de la fotosíntesis de los pastos, que tiene como consecuencia densidades elevadas de organismos.

biodiversidad.gob.mx

Las hierbas marinas producen oxígeno y fijan los sedimentos al fondo del mar contribuyen a la claridad del agua. Además sirven de refugio a peces y otros organismos que se ocultan en ellas. Proveen alimento a otros.

Costas de Manglares

Las raíces y follaje del manglar protegen la costa

Son comunidades de plantas del tipo Mangle; es decir, un tipo de arbusto adaptado para prosperar en ambientes salinos, inundados y pobres en oxígeno. Es un sistema exclusivo de las zonas tropicales y subtropicales.

El mangle sólo crece en el trópico. Prospera entre el ambiente terrestre y el ambiente marino.

Su importancia consiste en que protegen la costa de la erosión del oleaje y del viento. También protegen gran cantidad de organismos acuáticos, anfibios y terrestres como reptiles.

El manglar es hábitat de muchas especies de aves migratorias donde se alimentan y anidan allí.

Dominicana cuenta con cuatro especies de mangles:

  • Mangle Rojo (Rhizophora mangle)
  • Mangle Blanco (Laguncularia racemosa)
  • Mangle Prieto (Avicennia germinans)
  • Mangle Botón (Conocarpus erectus)

Los mayores bosques de mangles de Dominicana se encuentran en los ríos Yuna, Barracote, Soco, Higuamo, Bahía de Samaná y de Manzanillo.

Costas de Estuarios

En el estuario se mezclan dos tipos de aguas

Los estuarios se forman donde los ríos desembocan en los mares, donde se encuentran las aguas dulces del rio y el de las saladas del mar e intercambian aguas.

Los estuarios son un tipo de ecosistema mixto que se forma con la mezcla del agua dulce que procede de los ríos y el agua salada del mar. Es un lugar de intercambio de aguas y nutrientes.

El estuario es un sistema acuático de dos capas, una superior de agua dulce y otra inferior de agua salada. Al medir la sal disuelta en el agua del río desde la superficie hasta el fondo, encontraremos un lugar en que la salinidad cambia de forma brusca. Las olas, corrientes y mareas hacen que las aguas se mezclen, logrando que sean ricas en nutrientes y minerales. Son, por lo general, ecosistemas biológicamente más productivos que el río y el mar.

La flora de los estuarios dominicanos está asociada al manglar. La fauna está compuesta por cangrejos, jaibas, ostiones, camarones, hicoteas, delfines, aves, manatíes entre otros. Algunas especies utilizan los estuarios como refugio para desovar y otras para alimentarse especialmente en marea baja.

El país cuenta con 42 estuarios. Algunos de ellos soportan la pesca artesanal. Los más grandes se encuentran en la desembocadura de los ríos Yuna, Yaque del Norte, Yaque del Sur, Ozama y Artibonito.

OTROS CONTENIDOS SIMILARES:
El pez loro, corales y playas de arenas blancas 
Geografía y puertos de las costas dominicanas