La historia de la educación dominicana exhibe un largo camino de unos 500 años. Con grandes altibajos influenciados por las diferentes etapas político-socio-económicas, su situación actual no es bien aceptada por los estándares de la sociedad contemporánea.

El pueblo dominicano y toda latinoamérica se merecen una educación de calidad con altos estándares de conocimientos, valores y actitudes para así alcanzar una sociedad más humana y plena.